La Linterna del Traductor

EDITORIAL

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN Y REVISIÓN

INTERPRETACIÓN

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA

TRADUCCIÓN LITERARIA

TRADUCTOLOGÍA

TRIBUNA ESTUDIANTIL

PANORAMA

ENCICLOPEDIA DE LA TRADUCCIÓN

RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS

Traducido por…: Esperanza del venado

COLOFÓN

Traducido por...

Esperanza del venado, Orson Scott Card. Traducción del inglés de Tina Parcero (socia de Asetrad número 36). Título original: Hart's Hope. Col. Bibliópolis Fantástica nº 46. 256 páginas.

Por María Barbero

Esperanza del venado
Para los que conocemos a Orson Scott Card por los libros de Ender, Esperanza del venado es una obra críptica e inesperada, alejada de la ciencia ficción y la fantasía bélica. Esperanza del venado recuerda más bien a la poesía épica medieval y a las sanguinarias sagas germánicas de violencia, pérdida y venganza. Nada más comenzar a leer nos sumergimos en un mundo pagano y brutal donde se trenzan mitología, profecías y costumbres ancestrales. El hilo conductor de la trama subyace en la tensión dramática que se gesta entre Palicrovol y Asineth, figuras polivalentes con valores cambiantes que representan a la infancia opuesta a la madurez, a lo femenino enfrentado a lo masculino, al heroísmo frente a la villanía, a la pureza frente a la mancilla y a la vida y la belleza frente a la muerte y el rigor de la fealdad.

La historia resulta difícil de explicar linealmente, puesto que lo que la conforma es la acumulación de recursos dramáticos, de historias concomitantes y voluptuosidad narrativa. La descripción de lugares desconocidos y costumbres inauditas sirve de marco para presentar a unos personajes llenos de excesos temperamentales que recuerdan a los potentes guerreros de sagas de la literatura islandesa y alemana, abocados a un sino que es heroico y cruel al mismo tiempo, donde todo es dureza narrativa y donde a veces se echa a faltar algún elemento catártico más suave que alivie la tensión.

No es esta una novela que sirva para leer diez minutos antes de dormir y nos proporcione dulces sueños. Tampoco nos valdrá como lectura de verano para tumbarnos en la playa ni para encauzar una siestita digestiva en la hamaca. Esperanza del venado es una obra densa y compleja que entusiasmará a los incondicionales a Scott Card, pero que dejará a todos sus lectores un regusto fuerte y no siempre agradable. Leerla será un trabajo comprometido: por su lenguaje ampuloso y por su compleja trama no parece apta para los que no estén dispuestos a ofrecerle tiempo y dedicación lectora.

Ante una obra de estas características, el trabajo del traductor se perfila como una labor nada sencilla, tanto por la exuberancia léxica como por la complejidad narrativa. No es mi misión aquí cotejar la traducción con la versión original, sino sólo de presentar un trabajo difícil realizado por un colega, con dedicación y con saber hacer.

Tras la lectura en español de Esperanza del venado, libro difícil donde los haya, sólo puedo hacer un comentario sobre el trabajo de la traductora: la adecuación léxica era tan buena, el ajuste sintáctico estaba tan bien logrado que no se notaba que era una traducción. Creo que eso ya dice mucho.

Enhorabuena a Tina Parcero por su trabajo con esta obra de Scott Card. Y gracias también. Si ella no la hubiera traducido, yo no la habría leído. El original, que se me antoja denso y casi impenetrable, se me habría caído con seguridad de las manos.


Tina Parcero

Tina Parcero, traductora de Hart's Hope

Minientrevista con…
Tina Parcero

¿Cuál es el recuerdo más marcado que te quedó tras la traducción de Hart's Hope?

Bueno, esta obra fue la primera que traduje para Bibliópolis y, como en todos mis primeros trabajos con un editor, había una tensión especial, porque sabes que te juegas una relación laboral a largo plazo. Además, Card es un autor con muchísimos seguidores en el mundo de la literatura fantástica, y el editor, Luis G. Prado, tiene fama de exigente con sus traductores. Él no me conocía más que por un currículo que le había enviado meses antes; me hizo traducir como prueba el prefacio del libro, muy breve. Decidí darle un estilo ligeramente medievalizante, porque me pareció el más adecuado al lenguaje original y al ambiente descrito; a Luis le gustó y me dio el trabajo. Por lo demás, es un libro que disfruté mucho: extraño, por la mezcla de elementos arcaizantes, dioses paganos y mundos misteriosos, denso y tal vez difícil al principio. Sin embargo, la psicología y la evolución de los personajes están muy bien descritas, algo que para mí es esencial. La historia avanza sin dar respiro y acaba atrapándote a las pocas páginas, cuando descubres que ya no puedes dejar de leer. Profesionalmente fue un reto que exigió mucho de mí y que me dejó agotada pero orgullosa.

Y una cuestión curiosa: ¿Te dejaron elegir el título en español?

No, y eso que lo intenté. La razón fue que existía una traducción previa, de Paola Tizzano para Ediciones B (1985), y el editor prefirió mantener el título por ser ya muy conocido entre los seguidores de Card. Lo que sí aceptó fue que tradujese a mi estilo todos los nombres propios que en inglés tenían un significado comprensible, aunque algunas de las traducciones más libres no acababan de gustarle. Tuve que explicar varias de mis elecciones, pero acabó aceptándolas.

Volver arriba
Compartir
Si desea presentar alguna reseña bibliográfica o conoce el título de alguna obra para que la reseñemos en una de nuestras secciones (Libros para trabajar, Libros para aprender o Traducido por…, el apartado dedicado a libros traducidos por socios de Asetrad), puede enviarnos sus sugerencias a redaccion-linterna@asetrad.org.
Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.