La Linterna del Traductor

EDITORIAL

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

Experiencias que marcan

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN EDITORIAL

Traducir... libros de no ficción

Escritores traductores

TRIBUNA UNIVERSITARIA

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

VENA LITERARIA

COLOFÓN

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

Trabajo manual

CONTEXTO

CONTRAPORTADA

Colofón: Las ilustraciones de este número

Trabajo manual

Yolanda Otero
Yolanda Otero Alonso nació y creció en los Países Bajos, donde estudió Odontología. A principios de este siglo se mudó a Galicia donde se licenció en Filología inglesa y dio sus primeros pasos profesionales en el mundo de la traducción. Ahora reside en Madrid y es traductora jurada de neerlandés. Le gusta la fotografía desde que era muy joven. Eso sí, manejando la cámara, no siendo el punto de mira. Además, se relaja con las manualidades y le encanta volver agotada de un viaje, corto o largo, con muchos recuerdos y experiencias nuevas.

Me acuerdo de mi primera cámara, comprada con mis ahorros ahí por los años 80. Una Kodak, ¡con flash incorporado! Eso sí, no saltaba automáticamente. Comprar carretes, asegurarme de que iban bien posicionados y enganchados... ¡Qué bien, el carrete da para dos fotos más! Rebobinar correctamente al final para que no hubiera sobreexposición de la primera foto al abrir la cámara y poder retirar el carrete. La espera entre la entrega del carrete en la tienda y la recogida del sobre con las fotos. ¡A ver cómo han salido!

Desde entonces, le dedico muchas horas a la fotografía. Me encanta recordar qué he hecho y dónde he estado disfrutando de las imágenes. Me gusta sacar fotos a cosas inusuales, rincones escondidos, enfoques inesperados de objetos cotidianos. Cuando me presté para hacer el reportaje para La Linterna, decidí centrarme en el trabajo manual, artesano. Durante el verano me vino la vena artística y me centré en profesiones no tan comunes. Todos los profesionales con los que me puse en contacto reaccionaron con entusiasmo cuando les pedí retratarles ejerciendo su oficio. Aunque no lo lean, quiero agradecerles aquí que me hayan regalado su tiempo, no solo para sacarles fotos, sino también para responder a las mil y dos preguntas que nos surgen a los de nuestro gremio cuando nos vemos en un entorno nuevo, con materiales y máquinas extrañas y desconocidas.

 

Herrador Herrero
Herrador Joyero Encuadernadora
Encuadernadora Lutier Lutier
Lutier PuntoRestauración
Tatuador Tatuador  

Volver arriba

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.