La Linterna del Traductor

EDITORIAL

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

INTERPRETACIÓN

Experiencias que marcan

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN EDITORIAL

La pérdida de la inocencia: Charlotte Brontë

Escritores traductores

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

PANORAMA

Otras asociaciones

ATRAE, Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual

VENA LITERARIA

COLOFÓN

No solo de pan...

Las ilustraciones de este número

CONTEXTO

CONTRAPORTADA

Panorama: Otras asociaciones

ATRAE, Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual

ACE Traductores

ATRAE, la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual, nace en el 2010 como la primera asociación nacional que representa a los profesionales involucrados en el proceso de traducción y adaptación de contenidos audiovisuales. Engloba a traductores de doblaje, ajustadores, adaptadores, subtituladores, audiodescriptores, traductores de videojuegos, correctores y responsables de control de calidad. Durante estos años, ATRAE ha trabajado por defender y aumentar la visibilidad de la profesión, mejorar los derechos de autor y ofrecer formación a los profesionales del sector.

Alexandra Reguero

Alexandra Reguero (Guadalajara, 1989) es licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad Autónoma de Madrid, traductora jurada de inglés y ha realizado un máster en Traducción Audiovisual. Se dedica a la traducción audiovisual, especialmente a la subtitulación, así como a la traducción jurada.

Forma parte de la junta directiva de ATRAE desde el 2015 y, desde el 2016, es secretaria de la asociación. Además, colabora en la organización de los Premios ATRAE.

ATRAE, la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual, se constituye en el 2010 como punto de encuentro de todos los profesionales que participan en el proceso de traducción y adaptación de las producciones cinematográficas y audiovisuales, un sector que había sido poco reconocido hasta entonces. La idea de crear la asociación se gestó durante la preparación de las dos primeras ediciones de la CITA (Conferencia Internacional de Traducción Audiovisual), que se celebraron en Barcelona en 2007 y 2008. Actualmente cuenta con cerca de 250 socios y sigue luchando a diario por los objetivos que se marcó desde su creación. El primero es reunir a los profesionales de la traducción y la adaptación audiovisual, así como a audiodescriptores, correctores y responsables de control de calidad de España, y situarse como referente del colectivo ante organismos e instituciones. Para ello cuenta con una lista de correo interna y un grupo de Facebook, donde los socios pueden hacer consultas e intercambiar valiosa información relacionada con la profesión. Otra reciente iniciativa para fomentar la visibilidad de la profesión es la campaña de Twitter #quiéntraduce, etiqueta que cualquiera puede incluir en sus publicaciones para dar a conocer al traductor de una obra audiovisual.

Otra reciente iniciativa para fomentar la visibilidad de la profesión es la campaña de Twitter #quiéntraduce.

En segundo lugar, la asociación lucha por mejorar los derechos de sus asociados, especialmente en materia de derechos de autor. Para ello, mantiene asiduas negociaciones con DAMA y SGAE, las entidades encargadas de gestionar los derechos de autor de medios audiovisuales. Sin embargo, sus líneas de acción no se limitan a España: en el 2013 ATRAE se unió al resto de asociaciones de traducción audiovisual europeas que conforman AVTE (Audiovisual Translators Europe) y, junto a ellas, se esfuerza por defender la profesión, denunciando malas prácticas empresariales y apoyando iniciativas en aras de la mejora del sector. Del mismo modo, con el fin de dar mayor resonancia a sus reivindicaciones y defender derechos comunes, ATRAE se incorporó a la Red Vértice en el 2012.

El tercer objetivo de la asociación es promover la calidad de la traducción y la adaptación de los productos audiovisuales. Y, con ese fin, además de participar en mesas redondas de jornadas y congresos relacionados con la traducción, ofrece actividades formativas a los profesionales del sector, en las que los socios de ATRAE y del resto de asociaciones de la Red Vértice pueden beneficiarse de descuentos. Asimismo, tiene previsto elaborar una guía de buenas prácticas y hacerla pública en su página web.

El cuarto y último objetivo que se ha marcado ATRAE desde sus inicios es crear una bolsa de trabajo con profesionales de calidad. A tal efecto, los proveedores del sector audiovisual pueden encontrar al profesional que más se ajuste a sus necesidades en el buscador disponible en la página web, que filtra por área de especialidad, idiomas de trabajo, herramientas, localización geográfica y años experiencia. Además, la asociación hace llegar a los socios las ofertas de trabajo externas que recibe.

A las ya mencionadas ventajas que ATRAE brinda a sus socios, hemos de sumarle diversos descuentos en centros de formación y herramientas especializadas, así como el derecho a asesoramiento fiscal con la gestoría de la asociación, que periódicamente ofrece a los socios charlas gratuitas sobre temas fiscales y de gestión, especialmente destinadas a orientar a los profesionales noveles o recién licenciados.

Con los Premios ATRAE se da reconocimiento a los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual de España en cualquiera de sus lenguas oficiales.

ATRAE es una asociación activa que no ha parado de luchar por mejorar la profesión. Y una muestra de ello es su proyecto más mediático: los Premios ATRAE, con los que se da reconocimiento a los mejores trabajos de traducción y adaptación audiovisual de España en cualquiera de sus lenguas oficiales. Lo que empezó como una modesta e improvisada idea en el 2013 se ha convertido en un sólido proyecto que alcanza en el 2018 su sexta edición y que cada año logra numerosas menciones en prensa. Los principales objetivos de estos galardones son dar visibilidad a las obras que destaquen por su calidad, situar en el mapa a sus autores y concienciar al público general sobre la importancia de la calidad en la traducción y la adaptación audiovisual dada su gran influencia como fuente de ocio y cultura, así como su relevancia en la difusión de culturas extranjeras. Y aunque los Premios ATRAE recogen todas las modalidades de traducción y adaptación audiovisual, la asociación se alegra especialmente de que hayan ayudado a acercar al público general las opciones de accesibilidad (audiodescripción y subtitulado para sordos), por las que varios medios se han mostrado interesados a raíz del certamen.

Galardonados de los premios ATRAE

Algunos de los galardonados de los V Premios ATRAE durante la ceremonia de entrega de premios celebrada en Madrid el 11 de noviembre de 2017. Autor de la fotografía: Guillermo Parra

Cinco jurados, uno por especialidad, compuestos por ganadores del año anterior, expertos académicos y miembros del sector, son los encargados de valorar las obras previamente votadas por los asociados y de elegir a los finalistas y ganadores. Además, cabe destacar que, desde la segunda edición, la asociación concede el premio Xènia Martínez en homenaje a nuestra compañera y amiga que nos dejó en el 2013. Es un galardón concebido para dar visibilidad a aquellas personas que, como hiciera Xènia, luchan por que nuestra profesión sea cada día más digna. Hasta ahora han recibido este premio Pilar Orero (2014), Jorge Díaz Cintas (2015), Frederic Chaume Varela (2016) y Paula Mariani (2017).

Otro gran evento que organiza ATRAE, con carácter bienal, es la CITA (Conferencia Internacional de Traducción Audiovisual), que este año llega a su quinta edición.

Otro gran evento que organiza ATRAE, con carácter bienal, es la CITA (Conferencia Internacional de Traducción Audiovisual), que este año llega a su quinta edición y se celebrará durante el último trimestre del año. Estas jornadas se conciben como un lugar de encuentro para los profesionales de la traducción y la adaptación audiovisual y los agentes de la industria, y en ellas se debaten los retos actuales que se plantean en las diferentes especialidades con el fin de garantizar la calidad de la adaptación de los productos audiovisuales, a la vez que se destaca la necesidad de hacerlos accesibles a toda la sociedad en el marco actual de expansión de los medios audiovisuales.

En el 2018, ATRAE seguirá trabajando por sus objetivos e intentará avanzar en algunos proyectos que lleva tiempo perfilando, como la creación de una base de datos pública de traductores y obras audiovisuales.

Volver arriba

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.