La Linterna del Traductor
Interpretación

Freelance United Interpreters Spain: tus decisiones moldean el mercado

Alessandra Vita y Jose Sentamans

Nuestro gremio es capaz de conseguir resultados tangibles en poco tiempo cuando rema en la misma dirección, siempre que medie un debate abierto y transparente. Nuestra iniciativa, Freelance United Interpreters Spain, es prueba de ello; además, durante uno de los momentos más complicados a los que los intérpretes de conferencias nos hayamos enfrentado jamás.

Alessandra Vita
Alessandra Vita es intérprete de conferencias y traductora (IT, ES, EN y DE), especializada en big data y comunicación empresarial. Nada más terminar la selectividad en Italia, Alessandra compró un billete de solo ida para España, donde realizó sus estudios (Traducción e Interpretación en Madrid y máster en Interpretación de Conferencias en Valencia). Tras trabajar como autónoma —antes en Alemania y luego en España— durante varios años, casi exclusivamente para clientes directos, Alessandra fundó su empresa de traducción e interpretación, Specialized Translators. Actualmente reside en Alicante, aunque en épocas no pandémicas su segundo domicilio es el «vagón silencio» del AVE Alicante-Madrid.

Jose Sentamans
Jose Sentamans (EMCI ULL) es intérprete de conferencias, coordinador en el mercado privado español y, junto con Joe Burbidge, organizador de los talleres WISE Interpreting Workshops, que se celebran cada año en Valencia (UEV) y Bruselas (KUL).

¿Eres intérprete de conferencias? Entonces seguro que resumirías el confinamiento de forma parecida. Todos los congresos cancelados o pospuestos a una fecha aún por concretar. Ingresos prácticamente nulos durante meses —si te dedicas de forma exclusiva a la interpretación—. ¿Eres intérprete de conferencias? Entonces seguro que resumirías el confinamiento de forma parecida. Incertidumbre general sobre cuándo comenzaría esa famosa «nueva normalidad». Un sinfín de seminarios web sobre las distintas plataformas de interpretación simultánea remota («ISR» también conocida por la sigla RSI [remote simultaneous interpreting]). Redes sociales como Twitter y LinkedIn rebosantes de publicaciones de compañeros promocionándose como «intérpretes certificados» en distintas plataformas —certificación que no supone garantía de calidad alguna ni asegura recibir trabajo, y que no es más que una astuta estrategia de marketing gratuito—. La peligrosa tendencia de leer, en la gran mayoría de dichos perfiles, que aceptaban tarifas por hora —algo nada habitual ni bien visto en el mercado de la interpretación de conferencias presencial—. Numerosos estudios técnicos y recomendaciones de asociaciones que, de forma diametralmente opuesta, abogaban por unos honorarios más elevados con respecto a la modalidad presencial debido a una larga lista de motivos objetivos. Logotipo de FIU Spain La incesante búsqueda de los mejores auriculares USB con micrófono con cancelación de ruido… y, si te uniste a nosotros los domingos, los debates semanales de Freelance Interpreters United Spain (FIU Spain), iniciativa de la que te queremos hablar hoy.

FIU Spain nació de forma espontánea como resultado del debate internacional surgido entre asociaciones de intérpretes de todo el mundo al hilo de la covid‑19 y de su incidencia en el auge de la ISR, sobre todo en el contexto europeo. FIU Spain nació de forma espontánea como resultado del debate internacional surgido entre asociaciones de intérpretes de todo el mundo al hilo de la covid‑19 y de su incidencia en el auge de la ISR, sobre todo en el contexto europeo. En concreto, nos inspiramos en el grupo Young Interpreters in Belgium, aunque finalmente optamos por adoptar —con su permiso— el nombre y el logotipo de otra iniciativa hermana belga, Freelance Interpreters United Belgium, a fin de representar a todo el gremio de intérpretes de conferencias del mercado privado español, independientemente de la edad. El objetivo era compartir, en sesiones semanales por videoconferencia, las prácticas recomendadas que se comenzaban a difundir y asentar en otros países, como en el caso de Bélgica, y defender las condiciones de trabajo forjadas a base de esfuerzo colectivo durante años en el mercado presencial, ahora en peligro ante el frágil escenario económico y la difusión de la interpretación remota. Siempre con vocación aglutinadora y transversal, y conscientes de las distintas realidades de cada miembro y mercado local, nos propusimos fomentar de manera ágil debates de amplio alcance que fomentaran condiciones de trabajo dignas y resultaran beneficiosos para toda la profesión, antes de que se impusieran ciertas narrativas del miedo y predicciones futuristas interesadas.

Así, a través de distintas sesiones semanales, articulamos un debate integral sobre todos los aspectos derivados de la ISR:

    A través de distintas sesiones semanales, articulamos un debate integral sobre todos los aspectos derivados de la ISR.
  • Carga cognitiva —más elevada debido a la dificultad técnica añadida y la compleja colaboración con el «concabino», al menos durante el confinamiento—.
  • Equipo técnico necesario: dos auriculares USB con micrófono con cancelación de ruido; doble pantalla; un segundo ordenador o uno dedicado en exclusiva a la ISR; conexión por fibra óptica y mediante cable Ethernet; un sistema de alimentación ininterrumpida (o SAI), un mezclador para escuchar al compañero y la sustancial inversión económica derivada.
  • Debate monográfico sobre los aspectos técnicos de cada plataforma de ISR y análisis de su política comercial con respecto a intérpretes y clientes finales.
  • Sesión técnica con distintas empresas de sonido sobre especificidades técnicas de las señales de audio analógicas y digitales (transmisión del sonido, latencia, rangos de frecuencias, etc.), así como sobre la integración de las distintas plataformas de ISR y videoconferencias en hubs o estudios de sonido.
  • Aspectos jurídicos que cabe tener en cuenta en nuestros presupuestos: suplemento por grabación; cláusulas de cancelación, incluso en casos de fuerza mayor; equipo técnico mínimo exigible a los ponentes; exoneración de responsabilidad, etc.
  • Situación de la ISR en los distintos mercados europeos, donde contamos con un elenco de intérpretes de auténtico lujo, en representación de mercados privados, mercados institucionales y asociaciones de intérpretes de referencia en Alemania, Bélgica, Francia, Italia y Suiza, en lo que supuso un debate memorable para la mayoría, dada la excepcionalidad de los perfiles reunidos. 

Independientemente de la —en nuestra opinión— valiosísima información compartida de manera totalmente desinteresada por parte de todos los miembros durante las sesiones, nos sentimos particularmente satisfechos de lo que Freelance Interpreters United Spain ha representado: un foro de intérpretes de conferencias profesionales unidos —más allá de cualquier sigla— con el único fin de compartir información en aras del bien común, de la defensa de nuestras condiciones de trabajo y de la sostenibilidad de la profesión. Un foro de intérpretes de conferencias profesionales unidos con el único fin de compartir información en aras del bien común, de la defensa de nuestras condiciones de trabajo y de la sostenibilidad de la profesión. De hecho, en cuanto irrumpió el confinamiento —fase caracterizada por la incertidumbre y una sensación general de «sálvese quien pueda»— todos entendimos muy rápidamente que la única forma de contrarrestar esas tendencias nocivas y cortoplacistas era entablar un diálogo sano y transparente a fin de abordar conjuntamente un problema común, sin olvidar en ningún momento que las decisiones que tomemos en estos momentos determinarán el futuro y la sostenibilidad de nuestra profesión.

A pesar de ser un proceso complejo, con muchos factores externos ajenos a nuestro control, FIU Spain ha demostrado que, al romper la barrera de la incomunicación que suele existir entre profesionales freelance —y que en otros sectores de la profesión ayudan a solidificar los principales actores de mercado— podemos conseguir cambios tangibles inmediatos en nuestra realidad laboral y, por tanto, económica.

Cuando el gremio es capaz de unirse frente a una amenaza común, también se produce una rápida propagación de buenas prácticas, cuyo número R solo depende de nosotros. Es decir, de ti.

Volver arriba