Siguiente

Amanecer

Amanece, que no es poco. © Julia Gara Lecuona