La Linterna del Traductor

EDITORIAL

CARTAS A LA REDACCIÓN

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN Y REVISIÓN

INTERPRETACIÓN

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

Pildoritas tecnológicas

Workrave

TRADUCCIÓN CIENTÍFICA Y TÉCNICA

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN LITERARIA

TRADUCTOLOGÍA

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

TERMINOLOGÍA

TRIBUNA ESTUDIANTIL

¿Traidor el traductor?

PANORAMA

Otras asociaciones

El dedo en el ojo

RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS

COLOFÓN

Escritores traductores

No solo de pan vive el traductor

CONTRAPORTADA

Tecnología aplicada a la traducción: Pildoritas tecnológicas

Workrave, el programa de la ovejita

María Barbero
Especial ergonomía

WorkraveCon frecuencia, las personas que trabajamos con el ordenador nos olvidamos de todo cuando estamos inmersos en nuestras tareas frente a la pantalla. Cuando hay trabajo pasan a segundo plano algunas cuestiones pendientes que pueden ser banales o domésticas (regar las plantas, ir a comprar el pan, llamar a pedir hora al dentista, sacar a pasear al perro o ir a recoger los zapatos al zapatero), pero también otras que resultan vitales para nuestra salud y nuestro bienestar (descansar un rato, levantarnos y movernos un poco, tomar un tentempié...).

Workrave es un modesto programa que se encuentra disponible como software libre y que sirve, nada más y nada menos, que de recordatorio para que planifiquemos momentos de descanso en nuestro trabajo frente al ordenador.

Cómo funciona

Una vez descargado, instalado en el ordenador y escogido el idioma de interfaz deseado, el sencillo menú de preferencias de Workrave nos permite elegir cuándo programar una «micropausa» o una pausa de descanso (más larga). Workrave nos avisa, incluso, cuando se ha alcanzado el máximo de horas de trabajo que hemos establecido previamente.

Mientras el programa está activado, un pequeño cronómetro abierto sobre el escritorio nos indica cuánto tiempo falta para la próxima pausa.

Cuando llegue el momento programado se abrirá un menú que nos indicará que tenemos que hacer un pequeño descanso. En las micropausas, el programa nos invita únicamente a tomar un respiro, a beber un sorbo de café o a levantar la vista de la pantalla; en las pausas más largas, en cambio, nos propondrá que hagamos algunos ejercicios ergonómicos.

Ejercicios

Ejercicios para la vista

Figura 1: Ejemplos de ejercicios para la vista

En las pausas de descanso, Workrave ofrece la posibilidad de escoger entre diez ejercicios diferentes que no nos alejarán mucho del escritorio, pero que nos permitirán descansar la vista tras haberla tenido tanto tiempo fija en la pantalla (fig. 1) y estirar músculos y articulaciones (fig. 2).

Ejercicios de estiramiento

Figura 2: Ejemplos de ejercicios de estiramiento

El programa ofrece también un menú de estadísticas (fig. 3) que nos servirá para controlar al final de la jornada cuánto tiempo hemos dedicado realmente a descansar y cuántos ejercicios hemos hecho... o no hemos hecho.

Estadísticas

Figura 3: Estadísticas

En Workrave se permite en todo momento posponer un ejercicio pendiente, así como reprogramar la duración de las pausas y los intervalos entre ellas. A través del menú de preferencias (fig. 4) podremos determinar qué duración han de tener nuestras pausas, cuántos ejercicios queremos hacer y cuántas veces podemos posponer un descanso, en el caso de que nos encontremos justo en medio de un punto importante de nuestro trabajo.

Preferencias

Figura 4: Pantalla de preferencias

Workrave es, en resumen, una herramienta sencilla, fácil de manejar y sumamente útil que puede ayudarnos a los que trabajamos frente al ordenador a no perder de vista nuestra comodidad y las necesidades de descanso de nuestro organismo.

El programa puede llegar a resultar un tanto «impertinente». A veces, absortos en nuestro trabajo, no nos damos cuenta de que el tiempo transcurre. La bombillita de Workrave, que aparece automáticamente (y que intenta coaccionarnos poniendo cara triste cuando no hacemos la pausa prevista), puede llegar a ser un elemento molesto en nuestra pantalla. Pero si ajustamos los intervalos de pausa de una forma adecuada desde el principio y nos acostumbramos a mantener una disciplina de ergonomía en nuestro trabajo, el aviso de Workrave no dejará de ser bienvenido cuando llegue.

Workrave se puede descargar gratuitamente. Está disponible para Microsoft Windows y para gnu/Linux.

Como nota final cabe mencionar que en los títulos de crédito se puede encontrar una relación con las direcciones electrónicas de todas las personas que han participado en la traducción de la interfaz del programa a diferentes idiomas. Los traductores agradecemos que Workrave sepa reconocer nuestro trabajo.

Volver arriba

Compartir
Fotografía de Rafael Carrasco

♪ ♫ La parábola del tonto, de Love of Lesbian

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.