La Linterna del Traductor

EDITORIAL

CARTAS A LA REDACCIÓN

LA VOZ DE ASETRAD

CORRECCIÓN

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

Pildoritas tecnológicas

TRADUCCIÓN LITERARIA

Traducir:

TRADUCTOLOGÍA

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

Entrevista a Paula Mariani, presidenta de ATRAE

TERMINOLOGÍA

TRIBUNA ESTUDIANTIL

La universidad, en primera persona

ENCICLOPEDIA

PANORAMA

Traductores por cuenta ajena

El dedo en el ojo

Otras asociaciones

RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS

Traducido por:

COLOFÓN

Escritores traductores

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

Contexto

CONTRAPORTADA

Traducción audiovisual

Entrevista a Paula Mariani, presidenta de ATRAE

Reyes Bermejo
Logotipo de ATRAE

En La Linterna del Traductor, y en particular en la sección dedicada a la traducción audiovisual, estamos muy ilusionados con la reciente creación de una asociación que engloba a los profesionales de traducción y adaptación audiovisual de España, ATRAE.

Nos manejamos en un sector en el que cuesta que los clientes y los receptores finales valoren la calidad del trabajo y en el que, a menudo, las tarifas y los plazos reflejan, precisamente, ese desconocimiento sobre la verdadera dimensión y dificultad de nuestra labor. Ojalá consigamos que la unión haga la fuerza y mejoremos un poquito las condiciones mínimas que tan rápido estamos perdiendo.

Todo ello, sin dejar de lado las reivindicaciones que atañen a las disciplinas más recientes, como la traducción de videojuegos, la audiodescripción o la subtitulación para sordos, que todavía no están contempladas como perceptoras de derechos de propiedad intelectual, por ejemplo.

Estamos encantados de presentárosla en esta entrevista con su presidenta, Paula Mariani, y le deseamos la mejor de las suertes en su andadura.

Reyes Bermejo

Reyes Bermejo es licenciada en filología inglesa y en traducción e interpretación. Es traductora y correctora autónoma desde 2003 y en los últimos años su trabajo ha estado muy vinculado a los estudios de grabación, por lo que se ha especializado en la traducción de contenidos audiovisuales. Es socia de Asetrad y de ATRAE.

Paula Mariani

Paula Mariani es licenciada en traducción por la Universitat Autònoma de Barcelona, donde cursó un postgrado en traducción audiovisual. Desde hace diez años se dedica a la traducción audiovisual y editorial, y es profesora del máster europeo en traducción audiovisual de la UAB (METAV) en su versión en línea. Preside ATRAE desde que se fundó, hace dos años.

Paula, ¿qué es ATRAE?

ATRAE es la primera asociación de carácter nacional que engloba a profesionales involucrados en el proceso de traducción y adaptación de contenidos audiovisuales y multimedia. En concreto, está dirigida a traductores audiovisuales, ajustadores, adaptadores, audiodescriptores, subtituladores y traductores de videojuegos.

¿Cómo nace ATRAE?

Todo empezó con la Conferencia Internacional de Traducción Audiovisual que se organizó en Barcelona. Hubo dos ediciones y nos reunimos muchos profesionales del sector. El tema de la asociación fue surgiendo tanto en la preparación de la conferencia como durante su celebración. Era un tema recurrente en las reuniones informales de profesionales de la traducción y la adaptación audiovisual, pero en la CITA quedó claro que había un gran interés. Recogimos los datos de las personas interesadas y creamos una lista de correo para ver cómo podíamos hacerlo, y poco a poco nos fuimos poniendo de acuerdo y definiendo lo que queríamos que hiciera la asociación. Así que fue casi una iniciativa popular.

¿Por qué crees que surgió esta «iniciativa popular»?

Creo que nos dimos cuenta de que no contábamos con un espacio común en el que tratar los intereses y derechos específicos de los profesionales de este sector. Cuestiones como las tarifas, las condiciones de trabajo, los derechos de autor y sus porcentajes o la falta de regulación aparecen con bastante frecuencia en las conversaciones entre profesionales. Pensamos que una asociación era el marco ideal para canalizar todas estas preocupaciones y trabajar de forma conjunta para dar respuesta a la problemática que plantean. Por otro lado, queríamos fomentar el contacto profesional, y también personal, con otros trabajadores del sector audiovisual y multimedia. En la CITA nos dimos cuenta de que muchos profesionales de la traducción audiovisual veían con preocupación que no sea habitual participar en la fase final del proceso de traducción y adaptación de textos audiovisuales. En su momento pensamos que al crear la asociación aumentaría nuestra visibilidad en el conjunto de profesionales involucrados. De hecho, en estos momentos, contactan con nosotros tanto las entidades de gestión de derechos como algunas asociaciones de directores y actores de doblaje.

¿Qué preocupa a los profesionales del sector audiovisual?

Una de las cuestiones que más preocupan a los profesionales del sector audiovisual es el tema de las tarifas y los plazos de entrega, que sin duda afectan a la calidad de su trabajo. En este sentido, ofrecemos orientación a profesionales noveles.

A los traductores y adaptadores audiovisuales también nos preocupa la gestión de los derechos de la propiedad intelectual, ya que no se perciben para todos los formatos. Por ejemplo, las ventas de DVD no generan derechos de autor y, por consiguiente, hay traductores, como los localizadores de videojuegos, que no pueden ver reconocida su autoría ni cobrar un porcentaje de las ventas. Estamos trabajando en ello y esperamos anunciar buenas noticias sobre este tema en un futuro.

¿Fue fácil organizar ATRAE?

Reunión ATRAE

No sabemos cómo ha sido la experiencia de otras asociaciones, pero para nosotros ha sido un poco difícil. Primero tuvimos que redactar los estatutos y ponernos de acuerdo sin muchas posibilidades de reunirnos todos físicamente, porque estábamos repartidos por toda España. Hubo muchas reuniones telefónicas, mucho intercambio de correos y algunas reuniones físicas, pero siempre había que informar a todos los demás de lo que habíamos hecho, así que la fase de redacción se eternizó un poco. Y después tuvimos algunos problemas burocráticos: el banco que traspapeló documentos, la agencia de protección de datos que tardó en contestarnos, o Hacienda, que no tenía el domicilio bien introducido en su base de datos, así que las notificaciones nos llegaban tarde y mal. Ahora nos reímos un poco de todo lo que nos ha pasado, pero en algún momento nos llegó a desesperar que todo fuera tan lento.

¿Qué resaltarías de ATRAE?

Resaltaría, sobre todo, que es un lugar de encuentro para los profesionales del sector de la traducción y adaptación audiovisual. A través de nuestras actividades y listas de correo, los socios intercambian consejos, resuelven dudas, se anuncian ofertas de trabajo y cursos y se comenta la actualidad de nuestra profesión.

¿Qué planes tenéis?

La Junta se plantea como objetivo prioritario la formación continua de nuestros socios, así como seguir luchando por dar a conocer nuestra profesión y mejorar la situación de los traductores y adaptadores de textos audiovisuales. Folletos ATRAEPara ello, estamos en contacto con otras asociaciones de traducción (formamos parte, como Asetrad, de la red Vértice), con las entidades de gestión de derechos audiovisuales (SGAE y DAMA) y con algunas asociaciones que unen a directores y actores de doblaje.

¿Cómo se puede contactar con vosotros?

ATRAE tiene abiertos diferentes canales de comunicación: a través de la web o mediante correo electrónico. También estamos presentes en Facebook y Twitter donde publicamos información relacionada con el sector en tiempo real.

Volver arriba

Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.