La Linterna del Traductor
NÚMERO 8

EDITORIAL

CARTAS A LA REDACCIÓN

LA VOZ DE ASETRAD

TECNOLOGÍA APLICADA A LA TRADUCCIÓN

Pildoritas tecnológicas

TRADUCCIÓN JURÍDICA

TRADUCCIÓN LITERARIA

TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL

Del papel a la pantalla

TERMINOLOGÍA

TRIBUNA ESTUDIANTIL

La universidad, en primera persona

ENCICLOPEDIA

PANORAMA

Traductores por cuenta ajena

El dedo en el ojo

Otras asociaciones

RESEÑAS BIBLIOGRÁFICAS

Traducido por:

Libros para aprender

COLOFÓN

Escritores traductores

Vena literaria

No solo de pan vive el traductor

Las ilustraciones de este número

María Hernández: Algo más que pajaritas

Contexto

CONTRAPORTADA

Las ilustraciones de este número

Algo más que pajaritas

María Hernández es médica y traductora, afincada pero sin finca en la provincia de Barcelona. Trujamanea desde hace bastantes años y se dedica funda­men­tal­mente al campo de la medicina y ciencias afines. Da fe de que no solo de pan vive el traductor, y por la presente declara que alimentan sus días las almazuelas, la papiroflexia, la fotografía, el clarinete, el Mediterráneo y su gente.

Como muchos, comencé con esto de la papiroflexia en casa y en el colegio: me enseñaron a hacer la pajarita, el típico barco de papel, un gorro hecho con una hoja de periódico y un vaso. En aquella época, a estos modelos los conocíamos, simplemente, como figuritas de papel.

Al final del bachillerato fui a trabajar un verano a la sección de manuscritos de la Biblioteca Nacional, donde conocí a un investigador extraño que pedía libros de algo que se llamaba papiroflexia y que en su pausa del café, o cuando se retiraba hasta el día siguiente, dejaba sobre su mesa algún modelo que había plegado mientras los consultaba. Un día hojeé el libro que más pedía, Papiroflexia zoomórfica, del Dr. Vicente Solórzano Sagredo, y me quedé absolutamente maravillada con los modelos que había inventado. Parecía increíble que con una sola hoja de papel pudieran hacerse tantos tipos de animales diferentes. Aquello fue el principio de una búsqueda de libros para aprender a hacer más modelos. Conseguí un par de libros básicos y fui practicando en casa: aprendí el lenguaje de símbolos gráficos que indican cómo ha de colocarse el papel, qué tipo de pliegues han de hacerse, qué orden hay que seguir para plegar un modelo; aprendí a leer los diagramas y a tener paciencia, mucha paciencia.

Marcianitos

Como les ha sucedido a muchos aficionados a la papiroflexia, tiempo después, a través de los libros, supe que existía la Asociación Española de Papiroflexia. En Madrid se juntaban periódicamente, de modo que empecé a acudir a sus reuniones, a las que iba gente de toda edad y condición con un amor común: la papiroflexia, el origami, el arte de «plegar papelitos».

Plegado

Así como hubo un salto cualitativo importante entre el aprendizaje tradicional de la papiroflexia, vis a vis, y el aprendizaje mediante los diagramas de los libros, la llegada de Internet ha constituido otro hito en la transmisión del conocimiento y ha permitido el contacto entre aficionados a la papiroflexia de todos los niveles y de todo el mundo. Ha permitido además el contacto entre los creadores de los modelos y los intérpretes, los aficionados al origami que pliegan esas figuras, algo inimaginable no hace mucho tiempo.

Por otra parte, las asociaciones nacionales de origami hacen una labor extraordinaria de difusión de este arte y celebran todos los años convenciones donde se exponen las figuras más interesantes y donde grandes maestros dan talleres prácticos en los que enseñan algunas de sus creaciones.

Móvil de papel

María Hernández nos enseña a hacer un móvil de papel:

Instrucciones

Funcionamiento

Más figuritas de papel plegadas por María Hernández

Un último apunte: los modelos que aquí veis son muy sencillos y mi técnica de plegado es tirando a normalita. Si os interesa el tema, navegad por la red y descubriréis auténticas maravillas. Os dejo unos cuantos datos útiles para quienes queráis iniciaros o avanzar en el mundo de la papiroflexia.

Volver arriba

Compartir
Reproducción parcial o total de contenidos o ilustraciones sólo con autorización por escrito de la redacción y citando autor y fuente.